Deflación, una clave del valor del Bitcoin

Escrito por Yukiteru

24/01/2020

Seguramente ya estés familiarizado con el término de economía “inflación“. Pues, al fin y al cabo es lo que vivimos constantemente con el tan conocido dinero de curso legal o fiduciario. Pero ¿Has oído hablar acerca de la deflación?. ¿Conoces cuál es su relación con la criptomoneda más famosa?. Pues bien, si tu respuesta es no, o aún tienes dudas sobre este importante tema, quédate con nosotros, aquí te contaremos todo acerca de este concepto y el papel importante que juega en la economía del Bitcoin.

La deflación es el proceso contrario a la inflación. Durante este proceso, la moneda es emitida de forma que se va haciendo cada vez más escasa. Esto incrementa su valor con el paso del tiempo, por lo que no se deprecia. Con ello se asegura la ganancia de valor de los ahorros, aumentando el poder adquisitivo de los usuarios y permitiéndoles obtener productos, bienes y servicios a un costo menor.

Ahora bien, Bitcoin posee una característica muy curiosa, y es que desde su lanzamiento, su creador Satoshi Nakamoto, determinó que no existirían más de 21 millones de unidades de esta criptomoneda. Además, está cantidad finita de unidades no podrá ser extraída de una forma inmediata. Esto significa que su emisión es predecible y se hace cada vez más escasa con el paso del tiempo. Por lo que estamos hablando de que Bitcoin es una criptomoneda con tendencia deflacionaria.

Inflación y deflación

El dinero fiduciario que conocemos y manejamos es inflacionario. Es decir, su creación y emisión es infinita, ajustándose a las necesidades del mercado en un momento dado. Así, si una economía necesita disponer de más recursos, los bancos centrales sólo deben emitir nuevas monedas y billetes. Esto ocasiona que el valor de dicho dinero disminuya. Caso contrario ocurre con Bitcoin, cuya tendencia como ya mencionamos es deflacionaria.

Bitcoin contiene dos características primordiales. La primera, es que se trata de un bien escaso. La segunda, es que su emisión está controlada por su sistema, por lo que su creación ocurre a un ritmo constante y predecible.

Cada 4 años aproximadamente ocurre un proceso denominado halving. Que es una reducción sobre la recompensa recibida por los mineros en un 50%. Lo que reduce considerable y progresivamente la emisión de nuevos bitcoins. Recordemos que los mineros son los encargados de validar las transacciones y generar nuevos bloques en la blockchain de Bitcoin.

Este proceso es indispensable para garantizar la seguridad y funcionalidad del sistema, por lo que los mineros reciben recompensas en bitcoins por el trabajo realizado. Y son estos nuevos bitcoins los que entran en circulación en la red. No obstante, llegará un punto en que los mineros ya no recibirán recompensas en la criptomoneda. Sino que sus ingresos estarán determinados por las comisiones derivadas de las transacciones que se realicen. Esto ocurrirá cuando se minen los 21 millones de unidades totales.

Por lo que son las potencialidades de este sistema, y la limitación de su masa monetaria, lo que hace también que el Bitcoin incremente su valor.

¿Por qué y para qué fue creado el Bitcoin?

Fue a finales de 2008 cuando un desarrollador anónimo, o un grupo de ellos, bajo el nombre de Satoshi Nakamoto anunció el lanzamiento de una criptomoneda conocida como Bitcoin. Y esto no fue una casualidad. Recordemos que en 2008 el mundo vivió una terrible Crisis Financiera Global, producto del estallido de la burbuja hipotecaria en los Estados Unidos entre 2006 y finales de 2007. Lo que trajo como consecuencia graves repercusiones en la economía mundial. Entre ellas, la carencia de créditos, crisis alimentaria y bursátil, y una gran depreciación de las monedas fiduciarias. Lo que dejó a muchas familias sin un hogar y con altos niveles de desempleo.

Por lo que Bitcoin se presentó como una alternativa para combatir estas repercusiones negativas. Todas estas producidas por las malas decisiones tomadas dentro del sistema financiero tradicional. Así, Bitcoin nació como una moneda que estaría fuera del control de los grandes bancos y gobiernos. Por lo que sus decisiones no afectarían el valor de ésta. Devolviéndole a sus usuarios, el control y el poder sobre sus activos y finanzas.

Pero aunque este fue el objetivo principal de su nacimiento, tiempo después se comenzó a reconocer su gran potencial. Convirtiéndose hoy día en la criptomoneda más famosa y de mayor uso en el mundo. Y es que Bitcoin, al ser un activo únicamente digital, no conoce fronteras. Por lo que realizar transacciones a o desde cualquier parte del mundo es posible y en muy poco tiempo.

Además, se trata de un sistema de código abierto y completamente descentralizado, que no requiere de la participación de terceros de confianza para realizar operaciones en él. Sino que está basado en la tecnología blockchain que opera en una red de nodos interconectados entre sí. Cuya función es la de validar, confirmar y llevar un registro único y detallado de todas las transacciones y movimientos realizados. La cual es inmutable y completamente transparente.

Todas estas cualidades han logrado calar en las personas, haciendo de Bitcoin un sistema confiable, seguro y transparente. Que ha ganado popularidad entre sus usuarios, incrementando su oferta y demanda en los mercados de intercambio, y por ende su valor. Aunado a esto, la criptomoneda también es un bien escaso, como el oro. Ya que su emisión está limitada a un total de 21 millones de monedas.

Por increible que parezca la deflación del Bitcoin es uno de los factores que permite que esta criptomoneda se revalorice. Entender esto es sencillo, y es que al ser Bitcoin un bien escaso (su emisión es limitada y con el tiempo disminuye) y costoso de producir (la minería se vuelve cada vez más díficil de realizar), su valor se incrementa en el tiempo. Un excelente truco para incentivar el valor de la criptomoneda desde su propia naturaleza codificada.

Factores para la deflación del Bitcoin

Limitación en la masa monetaria

Desde la creación de Bitcoin, este ha tenido establecido un número finito de unidades. Y al tratarse de un sistema descentralizado, no existe una autoridad única ni central que lo controle. Por lo que la decisión de crear nuevas monedas no depende de ninguna persona o entidad en particular. Como si lo hacen los bancos centrales con el dinero fiduciario.

Debido a esta características que Bitcoin tenga una tendencia a la deflación es vital para que su valor se incremente en el tiempo. Lo que hace que sus tenedores vean revalorizada su inversión en el mismo.

Reducción gradual en la emisión de monedas

En el caso de Bitcoin, la emisión de la criptomoneda se hace a través del proceso de minería. Y a este proceso se le aplica un halving, que conlleva a que cada día que pasa la criptomoneda se vuelva más y más escasa.

Los bloques son minados cada 10 minutos aproximadamente. Y cada vez que se minen 210.000 (en 4 años aproximadamente) la cantidad de bitcoins que son puestos en circulación disminuye en un 50%. Por lo que a un mayor número de monedas en circulación se reduce la creación de nuevas unidades.

Se estima que para el año 2140 todos los bitcoins definidos se encuentren en circulación en totalidad.

Bitcoin como sistema de resguardo de valor

Aunque Bitcoin fue creado inicialmente para ser utilizado como un sistema de intercambio, lo cierto es que ha demostrado ser un excelente refugio de valor y ahorro. Por lo que son muchos los usuarios que han adquirido esta criptomoneda o invertido en ella para almacenarla e intercambiarla en un futuro. Cuando haya incrementado considerablemente su valor.

Así, esta criptomoneda es atesorada por los usuarios hasta el momento en el que determinen que es necesario invertir en un nuevo proyecto.

Monedas perdidas

Los errores de algunos usuarios y otros factores han convertido a Bitcoin en un bien mucho más escaso de lo planeado. Se estima que alrededor de 1.5 millones de esta criptomoneda se encuentran perdidas para siempre.

Esto debido a errores cometidos durante las transacciones a una dirección equivocada. O recompensas que nunca fueron reclamadas por los mineros. También debido a la pérdida de las claves privadas, o al robo o daño de equipos, dispositivos y wallets que contienen esta criptomoneda.

Sea cual sea la causa, estos factores convierten a Bitcoin en un bien mucho más escaso de lo que se cree.

Entonces, teniendo en cuenta todos estos aspectos, podemos ver más claramente que el objetivo de la creación de Bitcoin radica en ser una moneda deflacionaria. Evitando la inflación monetaria tradicional. Ya que cuando hay abundancia de una moneda y escasez de bienes o servicios, los consumidores estarán dispuestos a pagar más cantidad de esa moneda por cualquier bien o servicio. Lo que hace que los comerciantes incrementen los precios.

Pero en este caso, mientras más usuarios de bitcoins existan, más baja será la tasa de creación de nuevas monedas. Y por ende, mayor la competencia por tenerlas. Por lo que habrá muchas más personas con intención de comprar y vender, pero pocas monedas con las que comerciar.

Ledger Nano X - The secure hardware wallet

Con Bitcoin muchas de las malas practicas económicas del mundo quedan atrás, entre ellas la emisión de monedas de forma descontrolada.

Y es precisamente esta capacidad la que hace del Bitcoin, una mejor opción como dinero. Siendo una plataforma descentralizada, abierta, desarrollada en software libre, con alto uso de criptografía, deflacionaria, segura y privada, no queda duda que Bitcoin es mejor que cualquier otro sistema de dinero que hayamos conocido. Una forma de dinero que cada vez más gana terreno en todo el mundo.

Entradas relacionadas

Criptomonedas, la economía del futuro ya está entre nosotros

Criptomonedas, la economía del futuro ya está entre nosotros

Desde el nacimiento de la primera criptomoneda, el Bitcoin de mano de su anónimo creador Satoshi Nakamoto, se ha estado gestando una revolución económica mundial. Y es que desde su nacimiento, el Bitcoin vino con la firme intención de cambiar el caótico sistema...

Los 4 Mejores libros sobre Bitcoin en español

Los 4 Mejores libros sobre Bitcoin en español

Os presentamos una guia de los mejores libros de Bitcoin en español. Seguro que has oído hablar de las criptomonedas, al menos del Bitcoin. Salen en las noticias a menudo, son tema de conversación habitual en numerosas tertulias financieras, e incluso puede que tengas...

Trading de criptomonedas, una poderosa herramienta para inversionistas

Trading de criptomonedas, una poderosa herramienta para inversionistas

Las criptomonedas son monedas virtuales que pueden ser intercambiadas y operadas como cualquier otra divisa tradicional, pero estas no son controladas por ningún gobierno u institución financiera. Por el contrario, estas son completamente descentralizadas y funcionan...

Pin It on Pinterest

Share This